En Mudanzas GB nos encargamos tanto de las de viviendas domésticas como de las mudanzas de oficinas, estas últimas aún más difíciles de ejecutar, porque el volumen de objetos, mobiliario, papeles y documentos es mucho mayor y, sobre todo, por la necesidad de hacer el traslado de la forma más rápida posible, dado que cualquier error o retraso en la mudanza puede hacer perder días de trabajo y dinero a la empresa.

Consejos a tener en cuenta en las mudanzas de oficinas 

Por esta dificultad añadida a la que nos enfrentamos en las mudanzas de este tipo, queremos darte algunos consejos sobre cómo organizarlas para tratar de hacer el proceso lo más rápido y cómodo posible, sin imprevistos importantes. 

Para ello, lo primero que debes hacer es planificar la mudanza paso a paso con la ayuda de nuestros profesionales, para cumplir un planning previsto sobre el que guiarse para no demorar más de lo necesario el traslado.

Las tareas pasan por trasladar los enseres a una nueva ubicación. Pero, el usuario también tiene que poner de su parte en otras tareas organizativas como saber los servicios y habilitaciones básicas del nuevo local, así como la titularidad del mismo.

En el proceso de mudanza también podemos deshacernos de una vez de material ya inservible que se acumula con los años. Estamos hablando de recibos, presupuestos, historiales de clientes o incluso stock almacenado, entre otros, que en muchos casos ya no servirán nunca más. 

Por último, a la hora del embalaje es fundamental rotular las cajas y, a ser posible, establecer un orden de prioridad entre las que se van a necesitar desembalar nada más llegar a la nueva oficina.

Si tienes una empresa y estás pensando en cambiar de ubicación, lo mejor es que te pongas en contacto con Mudanzas GB, empresa especializada en mudanzas de oficinas. Llámanos.

Leave a Reply