En nuestro servicio de mudanzas y almacenamiento te insistimos en algo muy importante: el embalaje. De este asunto hablamos en este nuevo post del blog que te invitamos a leer. 

Al planificar una mudanza hay que tener en cuenta aspectos esenciales para el traslado de tus enseres. Algunos como muebles, libros, vajilla y aparatos electrónicos son especialmente delicados. La clave para asegurar su integridad es optar por un embalaje correcto y profesional. 

Lo mejor es contar con una empresa especializada en mudanzas y traslados como Mudanzas GB. Para que los bienes de los clientes lleguen en perfectas condiciones a su destino. Porque el embalaje no sólo desempeña una función protectora, sino que ayuda también a manipular cargas de modo organizado, cómodo y rápido. 

Organizarlo todo en las cajas apropiadas

Es esencial usar la protección adecuada para las pertenencias frágiles o susceptibles de sufrir desperfectos en el curso del traslado. Por ejemplo, papel manila o papel burbuja. Hay que saber qué tipo de cajas y materiales utilizar para cada cosa. Por ejemplo, cajas de cartón sólidas, plástico de burbujas flexible, papel de manila o papel film. La cristalería debe ir en cajas con papel manila y burbuja. Todo irá mucho mejor protegido si colocas la burbuja en contacto con el objeto, boca abajo. Para los libros, usaremos cajas pequeñas para evitar cargas pesadas. Las cajas medianas son perfectas para la ropa. En cambio, para los artículos de cocina servirán tanto cajas medianas como cajas de barril, según las necesidades. Para los televisores planos, espejos o cuadros, cajas con papel burbuja y cartón.  

Las fundas de plástico son un elemento muy útil para proteger textiles, transportar almohadas o colchones. Protegen los objetos más delicados y evitan problemas como las rozaduras o los desgastes. Si prefieres no desmontar los muebles y transportarlos armados te serán de utilidad las almohadillas para proteger los bordes. Para evitar que sufran ralladuras o cualquier tipo de desgaste. Otro de los materiales más utilizados para proteger las pertenencias durante la mudanza son las mantas. Especialmente para transportar muebles. Deberán estar siempre bien sujetas. Se puede por ejemplo utilizar cuerda.